Tribologia

Análisis de fallas en equipos mecánicos

El análisis de fallas es un examen de errores para prevenir que estos se repitan en el futuro. También es útil para identificar desaciertos en la planificación, e imprevistos que conlleven a quiebras e inactividad en los equipos.

Paso a paso

Lo primero será identificar las fallas actuales: cuáles son, cuándo ocurrieron y otras preguntas relevantes.

Lo siguiente será determinar los motivos de la falla (mala lubricación, uso inadecuado del equipo, efecto de las condiciones ambientales y contaminantes, etc). Cada error deberá ser abordado con una acción correctiva en particular. Por lo que, es indispensable crear informes de frecuencia, gravedad, soluciones y herramientas para cada falla.

Métodos para identificar las fallas

  • La espina del pez: es un principio de que todo problema tiene una causa específica. Por lo que solo será necesario eliminar la raíz del asunto para solucionar el dilema.
  • Los 5 por qué: se repite la pregunta (el «por qué» del problema) hasta que se profundice en las implicaciones y se puedan visualizar arreglos factibles.
  • El árbol de las fallas: es una visualización gráfica de los diferentes niveles de un mismo problema. Estos son esquematizados en las «ramas del árbol», de forma que el asunto pueda ser examinado con amplitud.
  • Diagrama de Pareto: es un gráfico de barra que permite determinar cuáles problemas deberían ser resueltos primero. Esto a partir de la frecuencia de los incidentes; el grado de gravedad de cada uno; y las pérdidas relacionadas.

Por otra parte, el análisis de fluidos puede ser un apoyo ideal para este examen de fallas en equipos mecánicos; es una táctica clave del mantenimiento predictivo que proporciona informaciones precisas sobre el líquido lubrificante y otros fluidos de la máquina.

  • Con el análisis de fluidos podrás predecir el estado actual de tu equipo.
  • Como también lograrás evitar que tus maquinarias se deterioren de forma inesperada y se mantengan inactivas.

Por si fuese poco, este análisis influye en el aumento de la vida útil de tu equipo; reduce los gastos en materiales y piezas de repuesto; y evita los cambios de aceite que no hagan falta, así como demás mantenimientos innecesarios.

¿Cómo funciona el análisis de fallas?

  1. Todo comienza con la planificación del mantenimiento predictivo. Lo siguiente será definir cuáles equipos serán revisados, considerando que cada uno tiene sus particularidades.
  2. Se disponen de las herramientas necesarias para la recolección de fluidos; y las muestras de aceite son analizadas. Los resultados estarán disponibles en el sistema S360, el cual es fácil de entender.

El equipo de especialistas entra en contacto con el cliente siempre que sea necesario, y lo ayuda a entender el diagnóstico y a tomar las mejores decisiones.

Beneficios del análisis de fallas en equipos mecánicos

  • De antemano, permite agendar próximas intervenciones y mantenimientos.
  • Previene las situaciones de riesgo y las fallas potenciales.
  • Reduce los costos de mantenimiento e inventarios.
  • Evita los períodos de inactividad de las máquinas.

¿Cuáles fluidos pueden ser analizados?

El análisis puede ser llevado a cabo en tres tipos de fluidos:

  • Diesel: cuando está contaminado suele afectar la productividad de los equipos y desencadena fallas prematuras en las bombas y toberas de inyección.
  • Lubrificantes y grasas: la contaminación puede comprometer la efectividad de la maquinaria y traer problemas más serios.
  • Enfriamiento: el mal funcionamiento de este líquido podría generar recalentamiento. También está expuesto a la contaminación, degradación y otros problemas que pueden ser detectados con el análisis.
  • Aislante: si el aceite está contaminado, presenta degradación o el papel aislante se deteriora, el transformador podrá verse afectado con sobrecargas.

Conclusión

En este artículo descubriste algunos métodos y herramientas para impedir fallas en tus equipos mecánicos. Está claro que el análisis de fallas es una solución eficaz y que el análisis de fluidos es el complemento perfecto.

Ahora, solo me queda preguntarte: ¿conoces las diferencias entre el mantenimiento correctivo, preventivo y predictivo? Si la respuesta es no, te invito a que leas nuestro e-book sobre el tema. Es fácil y gratis.

Compartir este contenido

Impresión