Ambiental, Análisis ambiental

Ameba «comecerebro»: antecedentes, síntomas y prevención

https://www.shutterstock.com/pt/image-illustration/braineating-amoeba-infection-naegleriasis-trophozite-infectious-784587502

Antecedentes

Las amebas de vida libre son conocidas como protozoos que viven de manera natural en suelos y agua, sin riesgo para la salud. Sin embargo, desde 1958 se han reportado casos de enfermedades por amebas de vida libre, Naegleria fowleri(Ameba «comecerebro»)y Acanthamoeba, con distribución mundial, principalmente en USA, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Checoeslovaquia, India, Perú y México.

Ambos géneros se localizan tanto en climas tropicales y subtropicales, durante todo el año, proliferando en los meses de verano. Se han detectado en redes públicas de agua, piscinas, estanques, lagos, ríos, aguas termales, lodos, suelos desnudos y encharcados, canales artificiales, aguas de desecho industrial, redes de agua potable y agua embotellada.

Síntomas

Los primeros síntomas de la MEAP (meningo encefalitis amebiana primaria) aparecen unos 5 días (entre 1 a 7 días) después de contraer la infección y pueden incluir dolor de cabeza, fiebre, náuseas o vómitos. Los síntomas posteriores pueden incluir rigidez en el cuello, confusión, falta de atención a los demás y al entorno, pérdida del equilibrio, convulsiones y alucinaciones. Después de la aparición de los síntomas, la enfermedad evoluciona rápidamente y suele causar la muerte en unos 5 días (entre 1 a 12 días). La infección destruye el tejido cerebral lo cual ocasiona inflamación del cerebro y la muerte.

La tasa de mortalidad es superior al 97 %. Solo 3 personas de las 133 que se infectaron en los Estados Unidos entre 1962 y el 2014 sobrevivieron.

En el 2018 se han presentado casos en USA, Argentina, España y Perú, mortales en los dos primeros.

La Organización Mundial de la Salud declara los riesgos asociados a la presencia de amebas en agua de piscinas.

Prevención

Debido al peligro sanitario que la ameba «comecerebro» representa, más aún en verano, urge la aplicación rigurosa de los criterios establecidos según el marco legal en cada país para regular los aspectos técnicos y administrativos del diseño, operación, control y vigilancia sanitaria de las piscinas públicas y privadas.

La valoración objetiva se realiza a través de inspecciones técnicas y muestreos del agua de las piscinas por personal competente que permita asegurar la validez del resultado.

Estas muestras son entregadas al laboratorio para el análisis químico y microbiológico, entre otros.

Los resultados obtenidos de la calificación en cada monitoreo e inspección deberán ser publicados y comunicados al público en general, concluyendo en piscinas APTAS o NO APTAS para su uso. Actualmente ALS viene brindando a sus clientes la determinación de Naegleria fowleri y Acanthamoeba sp. en muestras de agua de piscina.

Para mas detalles, solicite una visita técnica o una cotización a Ventas.Food@ALSGlobal.com .

Compartir este contenido

Impresión