Agricultura, Artículos, Tribologia

6 consejos para el mantenimiento de las cosechadoras de caña de azúcar

Una máquina parada siempre es un problema. Cuando esto sucede, los equipos de mantenimiento recurren a procedimientos correctivos para resolver la adversidad. Sin embargo, con las herramientas de mantenimiento predictivo, es posible conocer las condiciones reales de funcionamiento de la maquinaria a partir de los datos sobre el desgaste y la degradación. Hoy conocerán seis consejos para el mantenimiento de las cosechadoras de caña de azúcar.

Consejo 1: Realizar un mantenimiento predictivo durante la cosecha

Las cosechadoras de caña de azúcar son máquinas que trabajan intensamente y bajo condiciones severas durante largos períodos de tiempo. Como resultado, estas máquinas se desgastan más fácilmente, lo que hace que se realicen reformas y otras técnicas correctivas durante la temporada baja. Al igual que otros procedimientos de mantenimiento correctivo, estas técnicas sobrecargan los talleres y terminan concentrando mayores gastos en un solo período.

A pesar de los retos que se plantean en esta época del año, la temporada baja debe considerarse como una oportunidad para organizar el entorno de producción. La elaboración de un Plan de Mantenimiento durante la temporada baja es la etapa de inteligencia del proceso de Gestión de Mantenimiento. Con las herramientas de mantenimiento predictivo, es posible eliminar las reformas durante la temporada baja, reduciendo los costos y aumentando la disponibilidad mecánica de la maquinaria.

Consejo 2: Hacer el mantenimiento incluso al principio de la plantación

El proceso continúa cuando termina la cosecha y comienza la plantación. Mensualmente, tres cosechadoras revisadas contribuyen en gran medida a mantener la salud media de toda la flota. Según las estadísticas realizadas con las empresas del sector, el costo pagado por la adquisición de las máquinas adicionales se diluye en 5,3 cosechas.

El mantenimiento lineal requiere planificación. Por lo tanto, es importante destacar que en este proceso se debe dar prioridad a las máquinas, ya que se consideran los visitantes del taller y requieren más atención y cuidado.

Consejo 3: Realizar inspecciones de rutina del equipo (checklists)

La disminución de la disponibilidad mecánica de una flota implica la disminución del procesamiento industrial de la caña de azúcar por parte de las industrias al final de la cosecha. Para evitar que esta disponibilidad disminuya significativamente durante los 240 días de la cosecha, los equipos de mantenimiento automotor de las plantas han realizado varios esfuerzos. En este sentido, las inspecciones de rutina han ganado importancia.

Las inspecciones de rutina encuentran más servicios para ser realizados en las revisiones. En este proceso, cada equipo debe ser inspeccionado rutinariamente, preferiblemente todos los días, ya sea por mecánicos o por operarios en los momentos en que el equipo está detenido.

Las informaciones obtenidas a través de estas inspecciones van al departamento de Planificación y Control de Mantenimiento (PCM) de la flota, que puede planificar la próxima revisión de la máquina incluyendo dichos servicios.

Consejo 4: Mantenga los equipos de ayuda en el campo, las 24 horas del día

El Mantenimiento de Alta Disponibilidad (MAD) incluye varias estrategias. Uno de ellos es la jornada laboral en dos turnos de 10 horas. De esta manera, se liberan cuatro horas al día para los equipos de mantenimiento de campo, que pueden ocuparse de la maquinaria sin entrar en conflicto con los profesionales del CTT. Este trabajo de mantenimiento en estas cuatro horas es de oportunidad, lo que no afecta a la disponibilidad del equipo frontal.

Sugerencia 5: Usar el análisis de aceite y las existencias de piezas altas y costosas para orientar el mantenimiento

El análisis de aceite es una de las herramientas más importantes en el mantenimiento predictivo. Con el diagnóstico realizado en base a esta técnica, el equipo de mantenimiento puede identificar los fallos más rápidamente e incluso anticiparse a los posibles errores, evitando comprometer la calidad del producto o el rendimiento del servicio.

Realizados con eficacia, los análisis de aceite permiten programar las intervenciones y el mantenimiento de las piezas; anticipan las situaciones de riesgo de avería; evitan las paradas innecesarias, aumentando la disponibilidad de la maquinaria; y reducen los costos con el mantenimiento y las existencias.

Consejo 6: Invertir en grandes equipos de compra con sistemas de cotización automática

Para que todos los repuestos necesarios estén ya disponibles cuando la maquinaria entre en servicio, el personal del PCM de la flota debe planificar con antelación el servicio de cada revisión para que el plazo no se dilate.

Conclusión

Como hemos visto, ser consciente de la situación de la máquina ayuda a evitar los tiempos de inactividad y la pérdida de tiempo durante la cosecha. Con las herramientas de mantenimiento predictivo, es posible aprovechar al máximo la disponibilidad y la productividad del equipo. Los procedimientos de predicción promueven el control en la gestión de los recursos y materiales y prolongan la vida útil del equipo.

Compartir este contenido

Impresión